A{r}mados

Querido J:

La mañana en que me encaré, como si no lo hubiese visto nunca, con «La batalla de Mühlberg» había aparecido una foto del presidente Zapatero en la portada de este diario donde te echo las cartas. La foto es el clavo de Chéjov y no dudes que de ahí colgará el presidente cuando lleguemos al final.

{II}