arxiu obert

14 maig 1985

Carta de ajuste a El Correo Catalán

Filed under: Cartas — Armand @ 9:46

Carta de ajuste a El Correo Catalán. Ricardo Churruca, 14-5-1985

Muy señores míos y señor director de El Correo Catalán:
Me extraña que, habiéndose publicado hace pocos años un artículo mío a petición de sus redactores a quienes incluso les envié las fotos sobre el barrio de Pedralbes, etc., se escriba ahora sobre mi persona y cobardemente, pues ya que de saber quién es el autor del presente artículo, en vil copia, le hubiera denunciado por calumnia, etc. Un artículo propio de un más bien portera de bajos barrios, no se puede decir otra cosa, pero como por lo visto están tan interesados en humillar mi nombre, etc., la que escribe la tal hortera que firma solo con S.T.P. es pura sucia fantasía suya ya que los hechos sucedidos en la casa, y no pensión, del señor Benítez Franco, los puse rápidamente en conocimiento del señor director general de la Policía, señor Del Río, que muy amablemente me escribió una carta disculpando el no precisamente buen trato de los señores inspectores como esa portera escribe con todo sarcasmo, etc.

Naturalmente que al señor director de la Policía enviaré copia de la ridícula redacción, tergiversando totalmente las verdades. En efecto, estuve allí, para entregar unas revistas a una persona enferma y allí a la misma entrada se me detuvo para hacer de testigo. Lo de en una pensión dudosa, de pensión nada, y lo de dudosa no era mi problema ni les interesa, aunque más tarde se hayan comprobado cosas que por lo visto allí ocurrían, no del todo claras. Eso para nada me incumbe. Lo de vestido de punk y de larga cabellera rubia pese a su cincuenta años, totalmente sucia calumnia. Lo del saludo floreado a todas, poco más o menos que llamarme lo que todos sabemos, no pudo ocurrir ya que no llegué a entrar dentro hasta hacer una inspección delante de los inspectores, a no ser que la portera firmante con S.T.P. quiera también titular en femenino a los mismos agentes de la policía. Ha tenido la señora portera suerte de no haber firmado y sabía que naturalmente, de haberlo hecho, podía habérsele caído su cabellera rubia con moño. Puesto que le gusta la sátira le escribo con las mismas armas.

Lo de «necesitaban un testigo», también falso, necesitaban dos, ya que un señor funcionario del Estado hizo de segundo testigo, cosa que también como a mí, le molestó hacer, pero por lo visto, y según la muy amable explicación del señor Director de Policía dirigida a mi persona en una carta, era obligación el firmar. Sabía positivamente lo que podría ocurrir y que por desgracia conozco muy bien, cómo ciertas personas reaccionan ante apellidos ilustres. Lo del comentario lleno de gracia de la señora portera que redacta este artículo con S.T.P., de que los policías quedaron estupefactos de que el «talludito punki» (copio, no sea que crean que es invención mía) era un noble, etc., no creo que la policía se maravillara de eso.

En fin, y para terminar, tengo la desgracia de no ser ni el punki ni el de la melena larga rubia, eso sí, noble persona que fue a hacer una buena obra de visitar a un enfermo con un par de revistas. Tiene ya el pelo blanco, lleva gafas, de melena nada y repito, menos de punki. El Correo Catalán ha dado una muestra clara de lo que es, por lo visto, y a través de la lectura de este artículo, la tan pregonada en la actualidad cultura y educación catalanas. Está más que claro que la portera, por mucho que intente tapar con lo de punki y melena rubia, se refiere a mi persona y puesto que solo entramos dos, y repito, el segundo era funcionario del Estado. Lástima tener que dejar por barriobajero y por este artículo falto de todo respeto a una persona que nada les ha hecho a ustedes, de comprar y menos de leer su diario. Naturalmente, copia de esta carta le enviaré gustoso a varias altas personalidades amigas mías, muy útil se darán cuenta hasta dónde llega la sinvergonzonería y primitivismo en una redacción cuya firma es solo S.T.P.

Ricardo de Churruca

Older Posts »

Powered by WordPress