arxiu obert

30 juny 1977

Lluís y Alfredo

Filed under: Cartas — Armand @ 10:04

Carta de Lluís Cobas a Armand, Barcelona, 30-06-1977

Querido Armando, estoy desesperado. Desde que te has ido estoy pensando en ti. Comprendo lo que has sufrido y estás sufriendo. Lo vacío que te debes encontrar al no tenerme. Para ti el cariño que yo te tengo debe ser como las migajas de pan después de un gran banquete. Me siento cruel por haber provocado esta situación, pero no sé como hubiera podido cortar las circunstancias. Todo ha ocurrido así y no era mi voluntad hacerte sufrir ni que sigas sufriendo. Me dijiste que preferías dejar de verme antes que seguir en esta situación y yo lo entiendo. Armando, te lo vuelvo a repetir, yo te quiero muchísimo, siempre lo mantendré aunque pase todo el tiempo del mundo, aunque no te pueda ver, seguiré igual, tú siempre serás tú, el mismo para mí, la persona con la que he crecido, con la que me he fundido, una parte de mí.


Tú me llegarás a odiar y quizá finalmente te sea indiferente. Eres mucho más fuerte que yo. En tu lugar estaría completamente angustiado. Actualmente me siento completamente emborrachado en la pasión que estoy viviendo. Tú sabes cómo soy y cómo me vuelco en estas cosas. Todo esto puede acabar y entonces volveré a estar hundido. Ya viviste esta situación otra vez y yo te hice pagar las consecuencias. No quisiera que se volviera a repetir. Entiendo todas las teorías sobre la pareja institucionalizada y todo eso pero no soy en absoluto racional y cuando me lanzo no miro a donde voy, soy completamente impulsivo. Comprendo que de esta manera hago daño a mucha gente y sé que al final acabaré estrellándome, pero no me siento vivo de otra forma, solo me siento vivo así. Soy muy egoísta, Armando. Por una parte sé que te hago sufrir y quisiera que esto no fuera así, que me olvidaras, que pudieras desprenderte de mí, y al mismo tiempo si esto ocurriera me sentiría vacío y desesperado. No tiene ni pies ni cabeza pero es así. Quería escribirte una carta altruista y racional y lógica y pensada y civilizada y solo hago que repetirte lo mismo de siempre, pero es VERDAD, no puede ser de otra manera. Estoy pensando ahora en Pep Mari y Perico. Pep Mari lo ha olvidado ya. Pienso que si fuera así entre nosotros sería horrible. También pienso que estoy haciendo contigo un juego sadomasoquista y hasta es posible que sea cierto pero es una cosa impulsiva. Si es así, de verdad yo no quiero que sufras. Tampoco yo quiero sufrir y sin embargo lo hago al pensar en ti y me siento como un asesino o algo por el estilo. Soy una mierda absoluta, un desastre y veo que tenías razón al decir que no podía hacer feliz a nadie. Todas las personas a las que he querido en mi vida han sufrido por mi culpa y solo hay dos personas en mi vida: mi madre y tú. Lo demás son pasiones, cariños, simpatías o afectos. No te ayudará nada leer esta carta cuando vuelvas de Nueva York. Si has conseguido superar tu estrés, incluso si has podido olvidar tu sufrimiento, será como un nuevo paso para ti. Pero piensa que en este sentido eres tan trágico y hasta pasional como yo…


Debe ser por algo que las cosas no son como desearíamos que fueran, pero no sé por qué.
Te quiero,
Lluís.

________

Lluís y Alredo

Powered by WordPress