arxiu obert

29 març 1977

Alfred Font Barrot

Filed under: Cartas — Armand @ 9:02

Carta d’Alfred Font Barrot, 29-03-1977

Amic Armand,

Des de que ens vàrem trobar casualment a les Rambles he pensat molt sovint en les coses que no diem perquè creiem que ja s’entenen o que no cal oir-les o per simple timidesa. La nostra vida, la meva, la teva, la de tots està plena d’aquests silencis i d’aquests malentesos que potser no són tanmateix tan entesos i poc val la pena d’explicitar-los quan encara hi som a temps. En veure’t per primera vegada entristit per les raons que m’explicares, vaig compendre de cop la meva manca de solidaritat i d’amistat i el molt que ens necessitem mútuament i l’important que és moltes vegades el dir-ho. La teva actitud, la teva personalitat, la persona que tu ets, el camí de civilització que has escollit i que dus a terme, la teva amistat segura, és molt molt més important per a mi i per a molts com jo del que et puguis arribar a imaginar i en els moments difícils, quan ens sembla que el món és un univers hostil i estranger, pensar en tu i en gent com tu ens torna lentament a les ganes de viure, a la força de continuar, perquè qui com tu és capaç de tenir el millor de la vida anterior a la que tu i jo hem nascut, i el millor de la vida que s’acosta és un signe d’identitat, una fraternal referència. I tot això no és d’ara, és de sempre, des de que un amic comú ens va presentar i és, segur, per sempre.

Una forta abraçada, Alfred.

Carta de Lluís Cobas, 3-09-1977

Querido Armando, hoy salgo de vacaciones para Ibiza donde estaré hasta el día 18. Quería contestar a tu carta pero en realidad no sé bien qué decirte, pues no la entiendo del todo. No creas que estoy molesto por lo del apartamento, pues cuando hablamos por teléfono quedó claro, sin embargo sí estoy molesto con tu actitud posterior conmigo al vernos en la calle o en la reunión de la CNT. Ya comprendo que es tu forma lógica de actuar, pero yo no tengo resortes y no sé qué hacer. Supongo que creerás que estoy actuando mal contigo pero yo no sé actuar de otra forma y la verdad es que tampoco creo que actúe mal. Creo que lo único que pasa es que pienso y reaacciono de distinta forma que tú. Intenta verlo así por un momento, ya que de otra forma siempre me estarás culpabilizando de todo lo que ocurra entre nosotros. No intento ser duro ni frío pero estoy un poco desconcertado con lo que me decías en tu carta. Ya te he dicho que no lo acabo de entender del todo. ¿Me dices en ella que cuando reflexione no podré dejar de sentir amargura por todo lo que he hecho o dejado de hacer o por lo que he perdido? La verdad es que la amargura que siento es al ver que tú me entiendes tan poco, quizá como yo a ti y me parece que siempre mi actitud es clara contigo y en ningún momento intento hacerte daño, ni aun cuando inconscientemente, como tú dices, lo consigo porque entonces eres tú quien le da esa intención y no yo. En fin, yo sigo pensando lo mismo de siempre. Estoy, eso sí, un poco desilusionado al ver que únicamente sirvo para causarte problemas y para ser una especie de símbolo dentro de tu santuario cuando yo quisiera ser algo más real. Espero que podamos hablar a la vuelta de mis vacaciones.

Sigo teniéndote el mismo cariño,

Luis

Powered by WordPress