arxiu obert

1 juny 1976

Els tres nitritos de amilo

Filed under: General — Armand @ 17:48

Junio de 1976

Carta de Lluís Cobas a Armand

Estuvieron en el apartamento mis padres y yo viendo la televisión y en dos días no he hecho nada más. Solo dormir y comer. Mi padre me rompió una copa de las de art-déco que compré. Me dio mucha rabia. Es posible que mañana y pasado vaya a Perpiñán aunque no estoy seguro. De todas formas espero que me expliques todo lo que has visto en París de cine. Por cierto, si encuentras en París un libro muy baratito, tipo libro de bolsillo, sobre Gustav Klimt (no sé si se escribe así, pero tú ya sabes quién es), me gustaría que me lo compraras, porque aquí no se encuentra nada de nada. Si no es baratito no lo compres porque solo estoy relativamente interesado. Estuve en la casa haciendo el belén de Alex y parecía un colegio porque estaba lleno de críos pequeñitos y tu madre haciendo de niñera, lo que por cierto, le encanta.

Espero que en los días que has pasado en Ibiza y los que vas a pasar en París te sirvan para meditar, pero bien, y que no veas las cosas tan negras como ahora. No hay nada imposible. Ya sé que tú no eres pesimista pero en este caso espero que lo seas mucho menos, aunque te encuentres solo estos días. Yo pensaré en ti y tal vez hagamos alguna conexión. No tengo mucho más que decirte, ya te lo escribí en la otra carta. Solo que espero que a tu vuelta me cuentes muchas cosas sobre lo que has visto y que estés contento y bien conmigo.

Un abrazo muy grande y muchos besitos pequeñitos como tú.
Luis

Novembre de 1976
Nota de Armand

Les coses que jo poso les treu sense dir-me res. Fotografies, àlbums, signatures, ceràmica pel test de la khentia. Omple la casa de coses dels containers, tauleta de nit, i ho col·loca sense dir-me res (prestatges a l’estudi…). La taula on treballo i hi tinc la màquina d’escriure i documents, l’omple de coses i de l’aparell perforador elèctric, impedint que jo pugui treballar. Compra les tortugues i vol que les cuidi quan ell no hi sigui. Parla amb elles donant-los el nom de Pili i Encarnita, abandona la cura de les plantes i només està pendent de les tortugues. Sense dir-me res trenca la pedra que jo vaig portar de casa i que havia trobat a Menorca. La trenca en tres trossos per posar-la dins del recipient de les tortugues. Al matí es lleva a les set i mentre i després de la dutxa es posa a cantar cuplets en veu alta i de tant en tant crida «mamà», com de costum. Estant malament amb mi es posa la meva colònia i usa a dojo el Multidermol sense comprar-ne ell. Taca el marbre de la taula de la terrassa, dibuixa amb tinta a sobre el sofà amb perill de tacar-lo, els discs que compro diu que no li agraden però els seus m’han d’agradar a mi, i després colilles i desordre màxim. S’ha acabat els tres nitritos de amilo.

Powered by WordPress